Los animales de compañía: la llamada de su ser interior para sanar y poner orden en tu ser

Todos somos almas, ¿Quién dijo que el alma de un animal tiene menos valor que el alma de un humano? ¿Quién dijo que los animales no sienten igual que las personas?

Hoy desmonto mitos para abrir el corazón y empatía a los animales. Unos maravillosos compañeros peludos que nos aportan aprendizajes, experiencias y enriquecimiento personal.

 ¿Qué papel juegan los animales a nivel de alma con sus compañeros humanos?

Siempre pensamos en los animales como seres inferiores pero eso es algo que emana de la mente humana. Los animales juegan a nivel álmico el mismo papel que los humanos. Los humanos piensan que porque no hablan o porque su cerebro es más simple, son seres inferiores pero eso no es así. De hecho, los seres humanos somos  también animales.

El papel de los animales depende de su proyecto de vida con nosotros, en el caso de los animales de compañía. En cuanto a los animales salvajes, éstos  juegan un papel álmico en ayuda y evolución de la madre tierra. Son diferentes acuerdos álmicos que acordaron antes de reencarnar en esta vida.

El perro te da amor incondicional, el gato te enseña a que tú des el amor incondicional. Ambos animales u otras especies ayudan enormemente en la evolución de las personas para que cumplan su misión de vida con luz.

  • El gato una de las funciones que desempeña en las familias es limpiar el hogar. El gato limpia toda la energía densa de la casa como de peleas, aparatos electrónicos. El gato absorbe esa energía, la filtra y lo devuelve limpio. Por eso, últimamente ha habido muchos gatos. El gato necesita salir fuera  del hogar para descargar en tierra. Si no puede hacerlo, puede tomar mucho peso o volverse arisco para que no le toquen para evitar que accedas a esa energía negativa.

Así se ubican en distintas zonas de tu cuerpo o de la casa porque es ahí donde tienes necesidad de limpiar, desbloquear, etc.

El perro no tiene la capacidad de transformar la energía. El perro para protegerte a ti, enferma y el asume ese conflicto para evitar que lo sufra la persona.

 Se puede comunicar con cualquier tipo de animal, ya sea un perro, gato, un pájaro, un reptil, etc. Se puede con todo tipo de animales.

 La capacidad para comunicar con los animales es algo que se recuerda ya que en las civilizaciones antiguas se hacía. Pero en ayuda de ese recuerdo, se puede trabajar con herramientas para despertar ese recuerdo de la comunicación animal.

Nuria Martínez Márquez es comunicadora animal. Podéis descubrir todo lo que ella hace en ayuda de los animales en su web: www.vidayconscienciaanimal.es

 El tipo de mensaje que los animales transmiten a su familia humana es diverso. A veces muestran mensajes en la comunicación animal de como una madre necesita mejorar su relación con sus hijos. Es posible que incluso el gato se muestre arisco con la madre.  En estos casos, eso ayuda a la persona a integrar el aprendizaje a la madre. Si la persona toma consciencia y sana, el animal cambia su actitud y se vuelve más cercano y atento.

La comunicación animal ayuda a su humano a tomar  decisiones importantes como las siguientes:

  • si está enfermo, si prefiere que se le practique la eutanasia o el animal necesita vivir esa experiencia para culminar su misión de vida aquí. En ocasiones también te sorprende que los animales manifiestan que no es el momento de marcharse.
  • Ayuda a conocer su sentir en sus decisiones como en la separación de la pareja. Hay ocasiones que vive con el miembro de la pareja que ellos no desean y el animal se rebela. O incluso, quiere estar con los dos miembros y trata de acercarlos y limar esas diferencias en la pareja.
  • A conocer porque tiene un comportamiento de agresividad, apatía, etc…

Es una habilidad psíquica que si vamos prestando atención, vamos escuchando nuestro ser interior en estado alfa y desde ese lugar, tratamos de dirigirnos a ellos. Es altamente posible que escuchemos sus mensajes y su luz.

Los datos que se precisan son: fotografía del animal (que se vean bien sus ojos), nombre de su responsable humano y si hay más animales en la casa.

Afortunadamente la consciencia del planeta está elevándose cada vez más y alzamos nuestra voz a la hora de atajar el sufrimiento animal. Todos formamos partes de un TODO en mayúsculas y necesitamos amar a todo lo que nos rodea. Ello es la mejor señal de que estamos alcanzando la plenitud y la dicha en la vida.

¡ Si hay algo que te cuesta amar, háztelo mirar!

Conservar los orígenes es fundamental. La comprensión, ayuda y respeto a otras especies no solo es necesaria; sino que engrandece el alma humana.

Deja un comentario