Cómo comunicarse con los Ángeles

Los Ángeles son los intermediarios de Dios en la tierra. Desde el momento en que nacemos nos acompaña nuestro ángel de la guarda. La conexión con la divinidad, con la fuente de la que procedemos se realiza con el 7º chakra. La conexión con estos seres de luz es muy fuerte en la infancia. Por ello, cuando nacemos, venimos con la fontanela blandita por esa conexión de donde procedemos.

Nuestro ángel de la guarda nos acompañará durante toda nuestra vida, velará por nosotros, nos transmitirá mensajes, señales para que podamos cumplir adecuadamente nuestra misión de vida. Todo esto lo hará creamos o no creamos.

Los Ángeles se comunican mucho por las sincronicidades; es decir esos sucesos que catalogamos enseguida de casualidades. Imagínate quieres viajar a Madrid y no encuentras plaza en el tren, lo intentas por avión y la tarifa es muy elevada. Parece que todo se vuelve en tu contra para realizar ese viaje. De ese modo, ellos te protegen de realizar quizás un viaje que no es adecuado para ti o simplemente porque es importante que permanezcas en tu ciudad en ese momento.

 

Otra forma de comunicarse es a través de los sueños. En este aspecto, he de decir que los Ángeles ni Dios tienen permiso para acceder a nuestros sueños. Los sueños son un período de elevada consciencia donde podemos permitir o no que los seres de luz accedan a contactar con nosotros.

Dado que ellos no pueden escuchar  nuestros pensamientos, la forma de contactar con los ángeles es expresándoles en voz alta que  nos den un mensaje de ayuda sobre una situación que estamos viviendo, un consejo sobre un problema, etc,… Esto lo podemos hacer cuando nos marchamos a la cama por la noche a descansar.

Simplemente al hacer esta petición ellos ya pueden acceder a nuestros sueños y darnos el mensaje que solicitamos.

Ahora pueden pasar varias cosas:

 

  • El mensaje que pedimos viene de nuestro ego; es decir, queremos que nos digan un mensaje de algo material, algo que no nos ayuda en nuestro proceso de evolución, etc,: por lo tanto, no nos van a dar un mensaje.
  • El mensaje que pedimos es adecuado pero en este momento no estamos preparados para recibir ese mensaje: entonces, no nos van a contestar. En ese caso, se puede intentar más adelante para obtener una respuesta.
  • Si estamos preparados para recibirlo y el mensaje nos va a ayudar: el mensaje nos va a llegar. Aunque lo hayamos pedido que sea en sueños; igual ellos sienten que lo vamos a integrar mejor con sincronicidades. Por ejemplo, abrimos un libro y de repente se abre por una página que pone (siguiendo el ejemplo anterior)à No viajes. También puedes leer una noticia en el periódico que te hace desistir de viajar,etc.

La energía de los ángeles es muy fresca, amorosa y de gran paz. Ningún mensaje que provenga de los ángeles puede causar malestar, incomodidad, preocupación.

Si recibes un mensaje que te haga bajar tu vibración energética: ese mensaje no proviene de los ángeles ni de seres de luz.

Tampoco un mensaje de seres de luz: te va a obligar a hacer algo que no quieres, a sentirte manipulado, cohibido,etc,…

Si te van a ayudar a ver tu vida más clara, más libre y encontrar sentido a asuntos que antes no comprendías pero evidentemente desde tu libre albedrío, te toca decidir si deseas mover ficha en tu vida o no.

Es importante destacar que un mensaje de luz viene envuelto en amor. Es decir, si lo recibes en sueños, te despiertas en paz, con una sensación muy placentera en el corazón, como un calorcito muy agradable. Además suele ocurrir normalmente en las últimas horas de sueño (generalmente casi a la hora de despertarte). Pero curiosamente cuando recibes un mensaje, los ángeles te suelen despertar. Te despiertan para que recuerdes lo que te han dicho. Ellos están encantados de ayudar y de conectar con las personas. Hay que recordar que ellos han elegido esta función de ángeles guías; por lo tanto, desean hacerlo de la mejor forma posible. Son almas maestras que ayudan a evolucionar a otras almas en el plano terrenal. Para ellos es una oportunidad de permanecer cerca de la 3º dimensión con una misión de ayuda.

Mis bendiciones para ti, te deseo un feliz contacto con los Ángeles